¿Qué es la testosterona? Y, ¿cómo recuperarla de forma natural?

¿Qué es la testosterona?

En el hombre, la testosterona es el principal andrógeno circulante. Más del 95% es secretado por los testículo, los cuales producen aproximadamente entre 6-7 mg por día (1). La testosterona y su metabolito 5a-dihydrotestosterona, regulan el metabolismo energético, de retención de nitrógeno, crecimiento y mantenimiento muscular, inhiben la adipogénesis (crecimiento de células adiposas) y modulan la función reproductiva y sexual en el hombre. En síntesis, la testosterona ejerce una función metabólica y funcional muy importante en muchos tejidos y órganos y desempeña un papel fisiológico clave en la regulación de la fisiología humana (1-14).

¿Cuáles son los síntomas de testosterona baja (deficiencia de testosterona, DT)?

La DT afecta negativamente la salud de los hombres y se asocia con un aumento de peso corporal, grasa corporal, circunferencia de la cintura, resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, inflamación, aterosclerosis y enfermedad cardiovascular, infertilidad, disfunción eréctil y aumento de la incidencia de mortalidad (6 – 9).

    Signos y síntomas asociados con DT

Los signos y síntomas de DT abarcan varios aspectos (sexual, físico, psicológico y cognitivo). Entre los síntomas más reconocidos de DT se encuentran la disminución o pérdida del deseo sexual, disminución de las erecciones nocturnas y en la mañana, y la disfunción eréctil (15). Otros síntomas reconocidos de DT son la disminución del vigor físico, la energía y la motivación, fatiga, estado de ánimo depresivo y trastornos del sueño. Además, a menudo se observa obesidad visceral, y reducción de la masa muscular y la densidad ósea. Otros signos son la presencia de testículos más pequeños, disminución del vello corporal y aumento en el tamaño del tejido mamario masculino.
Es importante mencionar que debido a la variabilidad individual, no todas estas manifestaciones deben estar presente simultáneamente para determinar los signos y síntomas de DT. Varias enfermedades están también asociadas con DT. Estos incluyen el síndrome metabólico (SMet), la obesidad, la diabetes e hipertensión. Por lo tanto, no es sorprendente que exista una relación entre obesidad, SMet y DT. Es razonable sugerir que los hombres obesos presentan mayor riesgo de DT (16 – 21).

Sin excepción, es ampliamente reconocido que la suplementación de testosterona en hombres con DT aumenta la masa muscular, disminuye la grasa corporal y mejora la composición corporal. Además, los estudios han demostrado claramente que, a largo plazo, la suplementación de testosterona en hombres con DT provoca una pérdida consistente y sostenida de peso y disminuye la circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal (6, 7, 11, 22).

¿Te gustaría incrementar tus niveles de testosterona?
Haz clic aquí para saber cómo lograrlo

 

Se calcula que la prevalencia en la deficiencia de andrógenos masculinos, principalmente la testosterona en hombres de entre 20 a 45 años de edad es aproximadamente entre 3 – 8%, alcanzando aproximadamente el 20% en hombres mayores de 60 años, el 30% en hombres mayores de 70 años y el 50% en hombres mayores de 80 años. Además, el Massachusetts Male Ageing Study estimó que aproximadamente 2,4 millones de hombres de entre 40 y 69 años de edad en los Estados Unidos tienen deficiencia de andrógenos y concluyó que la tasa aumenta significativamente con la edad (23).

Referencias

1.     Coffey DS (1988) Androgen action and the sex accessory tissues. In: Knobil E, Neill J (eds) The physiology of reproduction. Raven Press, New York, pp 1081–1119
2.     Kelly DM, Jones TH. Testosterone: a metabolic hormone in health and disease. J Endocrinol 2013;217:R25-R45.
3.     Kelly DM, Jones TH. Testosterone: a vascular hormone in health and disease. J Endocrinol 2013;217:R47-R71.
4.     Kelly DM, Jones TH. Testosterone and cardiovascular risk in men. Front Horm Res 2014;43:1-20. 4.
5.     Kelly DM, Jones TH. Testosterone and obesity. Obes Rev 2015;16:581-606. 5. Rao PM, Kelly DM, Jones TH. Testosterone and insulin resistance in the metabolic syndrome and T2DM in men. Nat Rev Endocrinol 2013;9:479-493.
6.     Morgentaler A, Miner MM, Caliber M, et al. Testosterone therapy and cardiovascular risk: advances and controversies. Mayo Clin Proc 2015;90:224-251.
7.     Morgentaler A, Zitzmann M, Traish A, et al. International expert consensus conference on testosterone deficiency and its treatment- resolutions and conclusions. Mayo Clin Proc 2016;91:881-896.
8.     Traish AM, Miner MM, Morgentaler A, et al. Testosterone deficiency. Am J Med 2011;124:578-587.
9.     Traish AM. Testosterone and weight loss: the evidence. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes 2014;21:313-322.
10.   Traish AM. Adverse health effects of testosterone deficiency (TD) in men. Steroids 2014;88:106-116.
11.   Traish AM. Outcomes of testosterone therapy in men with testosterone deficiency (TD): part II. Steroids 2014; 88:117-126.
12.   Traish AM, Zitzmann M. The complex and multifactorial relationship between testosterone deficiency (TD), obesity and vascular disease. Rev Endocr Metab Disord 2015; 16:249-268. Traish A. Testosterone therapy in men with testosterone deficiency: are we beyond the point of no return? Investig Clin Urol 2016;57:384-400.
13.   Traish AM. Testosterone therapy in men with testosterone deficiency: are the benefits and cardiovascular risks real or imagined? Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 2016; 311:R566-R573.
14.   Buvat J, Maggi M, Guay A, et al. Testosterone deficiency in men: systematic review and standard operating procedures for diagnosis and treatment. J Sex Med 2013;10:245-284.
15.   Traish AM, Saad F, Guay A. The dark side of testosterone deficiency: II. Type 2 diabetes and insulin resistance. J Androl 2009;30:23-32.
16.   Traish AM, Saad F, Feeley RJ, et al. The dark side of testosterone deficiency: III. Cardiovascular disease. J Androl 2009;30:477-494.
17.   Mulligan T, Frick MF, Zuraw QC, et al. Prevalence of hypogonadism in males aged at least 45 years: the HIM study. Int J Clin Pract 2006;60:762-769.
18.   Antonio L, Wu FC, O’Neill TW, et al; EMAS Study Group. Associations between sex steroids and the development of metabolic syndrome: a longitudinal study in European men. J Clin Endocrinol Metab 2015;100:1396-1404.
19.   Laaksonen DE, Niskanen L, Punnonen K, et al. Sex hormones, inflammation and the metabolic syndrome: a population-based study. Eur J Endocrinol 2003; 149:601-608.
20.   Laaksonen DE, Niskanen L, Punnonen K, et al. Testosterone and sex hormone-binding globulin predict the metabolic syndrome and diabetes in middle-aged men. Diabetes Care 2004;27:1036-1041.
21.   Laaksonen DE, Niskanen L, Punnonen K, et al. The metabolic syndrome and smoking in relation to hypogonadism in middle-aged men: a prospective cohort study. J Clin Endocrinol Metab 2005;90:712-719.
22.   Bhasin S. Regulation of body composition by androgens. J Endocrinol Invest 2003;26:814-822.
23.   Araujo AB, O’Donnell AB, Brambilla DJ, et al. Prevalence and incidence of androgen deficiency in middle-aged and older men: estimates from the Massachusetts Male Aging Study. J Clin Endocrinol Metab 2004;89:5920-5926.

 

 

 

 

No olvides compartir nuestro artículo: